FANDOM


Re:Zero kara Hajimaru Isekai Seikatsu Ex 1 El sueño del Rey León (Re:ゼロから始める異世界生活Ex 1 獅子王の見た夢, Re:Zero Ex kara Hajimeru Isekai Seikatsu 1 Shishiō no Mita Yume) es el primer volumen spin-off de la serie de novelas ligeras de Re:Zero kara Hajimeru Isekai Seikatsu.

ArgumentoEditar

Un día, Fourier se alejó de su maestro en el castillo, solo para ver a Crusch en el jardín a través de la ventana. Sintiendo una extraña sensación dentro de él, como no sabía lo que era el amor, pensó que se había enfermado. Él pasó los próximos dos días viendo el mismo lugar, para comprobar si aún estaba allí, y al décimo día cayó accidentalmente de la pasarela del segundo piso a un arbusto, atrayendo su atención. Pensando que era un intruso, ella lo amenazó con una espada corta que había recibido de su padre, solo para disculparse momentos después, cuando Fourier reveló quién era.

Como castigo, decidió que ella hablara con él, pronto llegaron al tema del Rey León, momento en el que comenzó a hablar de la historia del nombre, que se remontaba a la época anterior al contrato con el dragón. Durante ese tiempo, el rey de Lugunica solía ser referido como el Rey León, pero debido al contrato con el dragón, la casa real ya no usaba el símbolo del león, y posteriormente se le entregó a la Casa Karsten. Ella preguntó si era digna de representarlo después de conocer su pasado, lo que le impulsó a alegrarse diciéndole que nadie sabía lo que el futuro les estaba reservando, y desde entonces visitó la flor sin resplandor en el jardín con ella todos los días hasta que finalmente floreció.

Aproximadamente cinco años después, Fourier visitó la mansión Karsten para ver tanto a Crusch como a Felix, informándoles de una supuesta terrible noticia, en la que estaba siendo obligado a asistir a una reunión para un posible matrimonio arreglado. Los tres decidieron que Crusch se hiciera pasar como su prometida, pero como Miklotov y Meckart se lo esperaban, la mantuvieron ocupada ese día, forzándolos a tener a Felix fingiendo ser la prometida en su lugar. Ellos se lo explicaron al vizconde de la mansión donde se celebraría la reunión, quien accedió a apoyarlos. La mujer con la que se encontraban, Tiriena, acordó cancelar los planes matrimoniales, maravillándose de que Fourier estuviera en una relación con una semihumana incluso con todo el prejuicio que seguía tras la Guerra Semihumana. Más tarde, el vizconde reveló que Felix era hombre, provocando que Tiriena se sintiera ofendida, no obstante, Felix mostró su pecho y levantó su falda, y sin saber qué decir, un sorprendido Fourier mencionó que estaba con él porque era hombre, dando por resultado los rumores de que Fourier podría ser homosexual, lo cual se extendió a su alrededor por un pequeño tiempo.

Tres años más tarde, después de regresar de montar en un dragón de tierra con Crusch, Felix fue llamado por Meckart, quien le pidió decirle a Crusch que llevara un vestido para su celebración de su décimo séptimo cumpleaños. Sin saber cómo explicarle la situación, empezó a hablarle de la petición de Meckart cuando fue interrumpido por la llegada de Fourier, que había llegado por error dos semanas antes del cumpleaños. Recordando que nunca había ganado contra Crusch en un duelo, la desafió otra vez, diciéndole que ella iba a usar un vestido si él ganaba. Aunque terminó perdiendo el combate, ella aún así confirmó que usaría el vestido porque se lo pidió. Sin embargo, en el día de la celebración del cumpleaños de Crusch, un mensajero llegó a informar a Meckart que el Oousagi había sido visto en las llanuras de Fotre, dentro de los territorios de Karsten, lo que llevó a Meckart a tomar un grupo de hombres con él para ocuparse de las cosas mientras le ordenaba a Felix que mantuviera a Crusch ocupada en caso de que tratara de seguirles.

Después de un baile con Fourier, los dos llegaron a su habitación para encontrar al mayordomo atado en el suelo, con Crusch vestida con su ropa normal, lista para salir a ayudar a su padre. Ambos estaban sorprendidos de que ella supiera sobre el incidente, pues Crusch lo había calculado reuniendo información que escuchó, sin embargo, Fourier permitió que ella saliera mientras hacía su parte como Crusch Karsten, pero agregó que la fiesta era también una parte de lo que debía hacer, y como tal le dijo que se apresurara en regresar una vez que haya terminado. Volviendo unas horas más tarde con Felix, Crusch se disculpó ante los invitados, luego se fue a cambiarse utilizando un vestido negro. Una vez que ella regresó, Fourier le pidió que bailara con él, Crusch mencionó que ella debía bailar con él porque fue él quien la convirtió en una mujer, sin darse cuenta de que sus palabras causarían malentendidos en las personas, aunque no se molestó en corregirlo.

Dos años después, Felix se unió a la Guardia Real en varias recomendaciones, entre ellas las de Fourier, para ganar prestigio como caballero de Crusch, y rápidamente se hizo amigo de Reinhard y Julius, quienes fueron encargados por Marcos de vigilarlo, aunque Felix sospechaba de que él solo agrupaba a los niños problemáticos juntos. Un poco más de una semana tras de unirse a los caballeros, Julius acompañó a Felix a la habitación de Fourier, quien le hizo preguntas a Julius para saber si realmente era amigo de Felix, y luego les informó que la Casa Argyle se había vuelto sospechosa últimamente. Escuchando la noticia de cuando Crusch la visitó y ella le había informado de que el jefe de la Casa Argyle, Biehn Argyle, aparentemente se estaba asociando con un comerciante de esclavos. Inmediatamente después de su encuentro con Fourier, los tres visitaron la mansión Karsten, donde Felix exigió saber por qué dejaron a Crusch dirigirse a la mansión Argyle por su cuenta. Mientras hablaban de un plan para hacer frente a la situación, llegó un mensajero, informando a todos los presentes de que la fuerza en torno a la mansión Argyle había comenzado a luchar con lo que parecía ser cadáveres animados.

Mientras tanto, Crusch visitó la Casa Argyle después de oír que el comerciante de esclavos había venido otra vez, y fue a la sala de estar, donde ella se encontró con una criada y un hombre llamado Miles. Él explicó que era un comerciante de antigüedades, disculpándose por cualquier malentendido que pudo haber causado, momento en el que la criada les trajo un té. Crusch no intentó beberlo, pues pensaba que podría contener algo, sin embargo, a su sorpresa, ella comenzó a perder la conciencia. Al ver esto, tanto Biehn como Miles dejaron caer su actitud amistosa, con Biehn diciéndole que él necesitaba recuperar a Felix. Ella se despertó un poco más tarde para encontrarse esposada a un poste en el sótano de Felix.

Cuando los tres llegaron a la mansión Argyle, la pelea aún no había terminado, aunque los cadáveres animados le permitían a Felix entrar en la mansión. Al enfrentarse con su padre en la sala de estar, le exigió que Crusch fuera puesta en libertad, sin embargo, Biehn explicó que quería usar el Sacramento del Rey Inmortal para resucitar a su esposa, llevándolo al dormitorio donde estaba. Comprobando el cuerpo con su magia de agua, notó que el cuerpo tenía múltiples heridas de apuñaladas, preguntando a su padre acerca de quién la mató, lo que provocó que Biehn revelara que la mató porque pensó que ella estaba culpándolo por todo. Sin embargo, Felix todavía usaba el Sacramento del Rey Inmortal para reanimar el cuerpo, el cual procedió a estrangular a Biehn a muerte. Una vez hecho esto, la criada le preguntó si eso era lo que quería, pero Felix simplemente le dijo que la magia estaba incompleta. Al salir de la habitación, la doncella le llamó "su encantador Felix" antes de cerrar la puerta y encender en llamas la habitación, que empezó a extenderse por la mansión.

Al mismo tiempo, Miles visitó a Crusch en el sótano, revelando su plan para llevarla tanto a ella como a Felix de vuelta a Vollachia con él. Para su sorpresa, Crusch se levantó después de que amenazara con torturar a Felix si se negaba a cooperar, informándole que no estaba esposada en primer lugar. Él trató de usar un grupo de cadáveres animados para obligarla a aceptar, aunque rápidamente los derrotó con su Espada de los Cien Golpes de Hombre, aparentemente matando a Miles en el proceso. En ese momento apareció Julius, informándole que la mansión estaba en llamas, y al salir se encontraron con Felix, que llevaron consigo. Sin saberlo, Miles, que había sobrevivido al ataque de Crusch, trató de hacer su huída en su dragón volador, sin embargo, fue rápidamente asesinado por Reinhard al negarse a cumplir con sus órdenes de detenerse. Más tarde, cuando estaban discutiendo los acontecimientos recientes mientras observaban cómo la mansión se incendiaba, Fourier se desplomó y perdió el conocimiento cuando trató de salir de la carroza de dragón.

El grupo llevó a Fourier al castillo, donde se enteró de que el resto de la familia real también recibió una enfermedad desconocida. Transcurrieron varios meses, durante los cuales murieron siete miembros de la familia real, por lo que Felix maldijo su propia impotencia. Él intentó dar uso del Sacramento del Rey Inmortal en Fourier, aunque rechazó su idea, afirmando que su vida terminaría cuando muriera. Un día, Fourier le dijo a Crusch que quería salir por un tiempo, y los dos visitaron el mismo jardín donde se conocieron cuando eran niños. Allí le reveló sus sueños, recordándole que cuando eran niños él solía mirarla en el jardín, agregando que también había planeado hacerla su esposa con Felix como su caballero. Eventualmente trató de decir algo más, logrando decir "quería" antes de morir, lo que le llevó a mencionar que le habría gustado ver el futuro con el que soñaba. A pesar de su muerte junto con los del demás miembros de la familia real, los miembros del Consejo de Sabios y los nobles no le prestaron mucha atención a ella, ya que en su lugar se preocuparon más por su conexión con el dragón Volcanica. En ese momento Leip habló, revelándole a todos los presentes que el dragón había proclamado cinco insignias, que se utilizarían para localizar a cinco candidatos, que entonces renovarían el contrato. Cada uno de los presentes trató de ver si eran candidatos, pero fallaban, sin embargo, cuando la insignia llegó a Crusch, brilló en su mano, demostrando a todos que estaba calificada.

Más tarde ese día, Felix encontró a Crusch en el jardín del castillo, donde le informó que había oído hablar de la insignia que brillaba en su mano, pero debido a esto él no sabía qué hacer. Al oír esto, declaró que quería convertirse en la próxima reina de Lugunica, con la vida y la existencia de Fourier desempeñando un papel importante en su resolución, y prometió deshacer del país su dependencia con el dragón si conseguía ganar. Diciéndole que ella, él y Fourier crearían un nuevo futuro, Crusch lo nombró su caballero y después abandonaron el jardín para comenzar su búsqueda por el trono.

GaleríaEditar

NavegaciónEditar

Lista de Novelas Ligeras

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.