FANDOM


Re:Zero kara Hajimeru Isekai Seikatsu 4 (Re:ゼロから始める異世界生活4, Re:Zero kara Hajimeru Isekai Seikatsu 4) es el cuarto volumen de la serie Re:Zero kara Hajimeru Isekai Seikatsu. Es el primer volumen del Tercer Arco.

CapítulosEditar

  • Prólogo: El tesoro del bufón
  • Capítulo 1: Regreso a la capital
  • Capítulo 2: Protección divina y reunión y promesa
  • Capítulo 3: Las personas en malos términos con los demás
  • Capítulo 4: Los candidatos y sus caballeros
  • Capítulo 5: El autoproclamado caballero, Subaru Natsuki
  • Epílogo: Las intenciones de los caballeros

ArgumentoEditar

Varios días después de la pelea contra los Wolgarms, Subaru practicó unos ejercicios de radio con los aldeanos del pueblo Irlam. Una vez que terminó, selló las tarjetas de los niños y se unió a Emilia para regresar a la mansión. En el camino de regreso, se reflejaron en los eventos pasados, incluyendo el hecho de que Subaru había introducido a todos al concepto de mayonesa, que resultó ser un gran éxito. Al llegar a la mansión, los dos vieron a un anciano con una carroza de dragón frente a la puerta, que les informó que un mensajero entró para dar noticias sobre la selección real. Subaru trató de acompañar a Emilia a la reunión con el mensajero, sin embargo, Rem le dijo que esperara en su habitación, haciéndole regresar afuera para pasar algún tiempo con el anciano en su lugar.

Hablando con el anciano afuera, Subaru se enteró de que su nombre era Wilhelm, pero se negó a decirle a Subaru algo sobre su visita, ya que no sabía lo importante que era en la mansión. Un rato más tarde, Rem y un semihumano gato salieron de la mansión, y después de que esa persona se encontrara con Subaru, lo abrazó por detrás para comprobar el agua en su cuerpo, dándole una mordida suave en el oído como un "servicio". Él se sorprendió al ver que Subaru no entendía lo que quería decir, lo que le impulsó a burlarse de él, sin embargo, se fue cuando Wilhelm le dijo que era el momento de regresar. Volviendo a la sala de reuniones, Subaru pidió ir a la capital real con Emilia, una reacción que ella y Roswaal esperaban. Aunque Emilia se negó, Roswaal le ordenó que tomara a Subaru, pero aseguró que solo iría para ser tratado.

Mientras tanto, Wilhelm le preguntó a Felix si logró hacer su trabajo correctamente, lo que le llevó a señalar que nunca iba a fallar en una orden de Crusch. Luego comentó sobre su charla con Subaru, señalando que no esperaba que los dos hablaran, ya que Wilhelm odiaba hablar con la gente. Cuando le dijo lo que él afirmaba ser un malentendido, este analizó su comentario, diciéndole que le gustaba cortar a la gente en lugar de hablar con ellos, lo que le hizo una vez más señalar que era un malentendido. Insatisfecho con ser rechazado, Felix le preguntó si le gustó hablar con Subaru, agregando que no creía que él fuera tan especial. Para su sorpresa, Wilhelm estuvo de acuerdo con su comentario, confirmando que Subaru no era especial en absoluto. Wilhelm explicó que la razón por la que estaba interesado en Subaru era porque tenía los ojos de alguien que había visto de la muerte, algo que nunca vio antes. Felix no entendió realmente su respuesta, pero comentó que Subaru tenía un camino áspero delante de él, ya que afirmaba que ser querido por Wilhelm era lo mismo que ser cautivado por una bruja.

Dos días más tarde, Subaru, Emilia, Roswaal y Rem se fueron a la capital real, dejando a Ram y Beatrice al cuidado de la mansión. En el camino, Subaru se preocupó por Rem, que estaba fuera de la carroza conduciendo el dragón de tierra, lo que llevó a Emilia y a Roswaal a explicarle el concepto de la Protección Divina. Esto despertó sus esperanzas con usar la suya, pero rápidamente se deprimió cuando Emilia le dijo que no tenía una. Eventualmente Subaru quiso mirar por la ventana, haciendo que Rem lo invitara a acompañarla, una oferta que él aceptó, sin embargo, él oyó su advertencia de no inclinarse demasiado lejos de la carroza, provocando que salieran volando debido a la abrumadora velocidad con la que el viento fluía a su alrededor. Afortunadamente fue salvado por el arma de Rem y decidió comportarse correctamente durante el resto del viaje.

Al llegar a la Capital Real, Emilia obligó a Subaru a tomarle de la mano, ya que ella no confiaba en él, creyendo que se iría y haría alguna locura si se quedaba solo. Desafortunadamente para ellos, al llegar a la tienda de Kadomon, este les dijo que dejaran de coquetear y se vayan, sin embargo, eventualmente recordó su promesa y le vendió a Subaru una bolsa de ringas. Un poco más tarde, los dos se dirigieron a un cuartel, donde conocieron a Julius Juukulius de la Guardia Real, a quien Subaru le disgustó inmediatamente. Subaru trató de acompañarlos adentro, pero Emilia le dijo que esperara afuera, lo que le llevaría a fantasiar de castigar a Julius, sin embargo, decidió irse cuando vio a una chica siendo llevada por unos criminales a un callejón.

Para su sorpresa, la chica rechazó su ayuda, arrojándolo contra una pared cuando trató de llevársela. Entonces reconoció a los matones que arrastraron a la mujer al callejón como Ton, Chin y Kan, haciéndole preguntarse si eran los únicos matones de la capital real. La actitud de la chica, junto con los matones que recordaba, obligaron a Subaru a sacar su "carta de triunfo", informándole a los matones que era el mejor amigo de Reinhard. No queriendo pelear contra Reinhard, los matones se retiraron rápidamente, pero al descubrir que Subaru los engañó, regresaron molestos, forzando a los dos a huir de ellos. No obstante, fueron salvados por Rom y lograron escapar de los matones.

Habiendo reconocido a Rom, Subaru habló con él, diciéndole que Felt había sido tomada por Reinhard, y a cambio Rom los guió de vuelta a la calle principal. Ahí, los dos se encontraron con Emilia y Aldebaran, quienes habían estado trabajando juntos para encontrar a sus compañeros desaparecidos. Después de que Priscilla y Aldebaran se fueran, Emilia le preguntó a Subaru por qué acompañó a Priscilla, pero antes de que pudiera contestar, los matones conducidos por Ton lo encontraron, aunque fueron rápidamente derrotados por Rem, quien llegó desde el aire. En otra parte, el grupo de matones liderado por Chin y Kan encontraron a Priscilla, aunque al igual que el otro grupo fueron vencidos, esta vez por Aldebaran.

A la mañana siguiente, Emilia se negó a permitir que Subaru la acompañara a la discusión sobre la selección real, ordenándole a Rem que lo vigilara. Sin embargo, Rem, debido a la orden de Roswaal de no parar a Subaru, le permitió irse. A pesar de haber salido de la habitación, no tenía ni idea de cómo llegar o entrar al castillo real, aunque afortunadamente para él se encontró con Aldebaran, quien se ofreció a ayudarlo a entrar. Decidiendo aceptar su ayuda, Subaru dejó un mensaje para Rom con Kadomon, diciéndole que esperara mientras buscaba a Felt. Ya en la carroza de Priscilla, él correctamente adivinó que ella era una candidata al trono del Reino de Lugunica, y aprendió que Aldebaran también había sido convocado desde un mundo diferente. Una vez que llegaron, ella presentó a Subaru a los guardias como su mayordomo, permitiéndole el acceso dentro de la conferencia. Emilia se sorprendió al ver a Subaru, pero se le permitió quedarse con la ayuda de Roswaal, y la discusión comenzó tan pronto como llegaron los miembros del Consejo de Sabios.

Juntándose con el resto de los caballeros, Subaru volvió a encontrarse con Reinhard y Felix, luego miró a Julius, que lo consideraba un rival romántico. Marcos Gildark, el capitán de la Guardia Real, comenzó la discusión, pero fue interrumpido por Anastasia Hoshin justo después de la presentación de las insignias, que citó una pérdida de tiempo. Sin embargo, después de una pequeña charla, Marcos continuó con su discurso, disculpándose por su falta de respeto al final, que Anastasia le dijo que no se preocupara. A continuación, Reinhard informó sobre el descubrimiento de la quinta candidata al trono, introduciendo a Felt a todos los presentes, y lo probó dándole una insignia, que inmediatamente comenzó a brillar en su mano.

Rickert protestó por su candidatura, comentando que ella no era digna, lo que llevó a Miklotov a que Reinhard diera a todos los detalles detrás del descubrimiento. Al enterarse de que era de los barrios bajos, Rickert aumentó sus protestas, pero se sorprendió cuando se dio cuenta de que tenía los rasgos de la familia real, y se calló cuando vio que Reinhard estaba decidido a apoyarla. Para sorpresa de todos, Felt se negó a ser candidata, llevando a una discusión entre ella y Priscilla. Emilia trató de detenerlas, provocando que Priscilla la insultara, forzando a Reinhard y Aldebaran a intervenir para evitar que la situación empeorara.

Después del altercado, Miklotov habló sobre la selección, pidiéndole a Crusch comenzar con su discurso. Subaru, al oír que el apodado de Ferris era Felix, le dijo a Reinhard que tenía un nombre masculino, al que le dijo que Felix era en realidad hombre, un hecho que Crusch confirmó diciéndole que había visto genitales masculinos entre las piernas de Felix cuando solían bañarse juntos cuando eran jóvenes. Rickert planteó algunas preocupaciones por el travestismo de Felix, a lo que se refirió al mencionar que esa ropa le cabía lo mejor, al igual que ella misma usando ropa masculina. Luego pasó a su discurso, alegando que cortaría lazos con el dragón si se convierte en reina, señalando que el país se había vuelto demasiado dependiente de él. Como Felix no tenía nada que agregar a su discurso, el tiempo pasó a la siguiente candidata, Priscilla.

Priscilla comenzó por dirigirse a los comentarios sobre su alias de "novia manchada de sangre", alegando que realmente no le importaba su ex-esposo Leip Barielle, a quien ella etiquetó como un "viejo pervertido". Aldebaran también contó a todos acerca de sí mismo, mencionando que él pertenecía al Imperio Vollachia, pero se había puesto un casco para ocultar sus heridas, y se convirtió en su caballero después de colocarse en los cuatro primeros en un concurso que celebró. Priscilla afirmó que ella era la única mujer digna de convertirse en reina, diciendo a todos debían obedecerla, y que ella recompensaría a quienes lo hicieran.

Una vez que terminó, Anastasia y Julius ocuparon su lugar. Anastasia reveló que ella originalmente pertenecía a la clase baja, trabajando hasta llegar a la cima, y ​​finalmente llegó donde estaba actualmente, siendo la cabeza de una de las mayores empresas comerciales en Kararagi. Etiquetándose a sí misma como codiciosa, declaró que quería un país, y si eso rompía su escala interior significaría que estaba satisfecha, y si no lo hiciera, seguiría apuntando lo más alto. Julius agregó a su discurso, afirmando que mientras ella se calificaba de codiciosa, también significaba que era ambiciosa, señalando que ayudaría al país, que se encontraba actualmente en una crisis financiera debido a los recientes acontecimientos. Una vez terminado el discurso de Anastasia, Emilia y Roswaal fueron llamados a hablar.

Inmediatamente, toda la sala comenzó a susurrar insultos hacia Emilia, ya que su apariencia era como la de Satella, la Bruja de la Envidia. Incluso Bordeaux protestó su candidatura, sin embargo, a través de un acto de Roswaal, Pack, y un inconsciente Subaru, Roswaal logró convencer a los presentes de que ella era fuerte, lo que le permitió negociar con todos para tratarla de manera justa. Viendo esto, Bordeaux se disculpó por sus comentarios, aunque todavía se negaba a cambiar su mentalidad, señalando que sin importar lo que hiciera, la gente solo la vería como a Satella. Después de su discurso, Miklotov preguntó sobre Subaru, y antes de que Emilia le pudiera responder, él anunció que era su caballero. Julius lo desaprobó, alegando que no era digno de ser un caballero, lo que pronto llevó a una discusión entre los dos, obligando a Emilia a intervenir y pedir disculpas al consejo, asegurándose de mencionar que Subaru no era su mayordomo.

Marcos le sugirió a Subaru retirarse, a lo que él salió, y para su sorpresa, encontró a Rom afuera, que estaba siendo interrogado por entrar al castillo. Después de protegerlo fingiendo que no lo conocía, Rom fue llevado a la sala principal, donde todos estaban reunidos para la discusión. La presencia de Rom hizo que muchos de los presentes comenzaran a insultar a los pobres de nuevo, sin embargo, esto llevó a Felt a decidir ser candidata, ordenándole a Reinhard que le quitaran las esposas. Una vez que Rom fue sacado de la habitación, Felt expresó su deseo de convertirse en gobernante, prometiendo destruir el país entero y a sus habitantes. Después de su discurso, con el acuerdo de los otros miembros del consejo, Miklotov anunció el inicio de la selección real.

Un poco más tarde, Reinhard y Felix visitaron a Subaru para informarle de lo sucedido, con Reinhard mencionando que Rom estaba a salvo. Cuando discutieron sobre la magia de Felix y el acuerdo de Emilia para sanar a Subaru, Julius se unió a ellos, diciéndole a Subaru que lo acompañe en un campo de arena para darle una lección por su conducta.

Mientras que la pelea entre Subaru y Julius ocurría, un miembro de la Guardia Real le informó a Marcos de la situación, el cual todos los demás en la sala escucharon. Confundida y preocupada por la noticia, Emilia supuso que se debía a ella la pelea, lo que llevó al caballero a corregirla, declarando que se trataba de una batalla simulada, ya que calificarla de pelea perjudicaría la reputación de Julius. Cuando las otras candidatas se enteraron de quién lo inició, no tenían ninguna intención de detener la lucha, lo que la hacía entrar en pánico aún más. Irritado por la intrusión, Felt le preguntó al caballero por qué había venido a anunciarlo si aún no había ganador, a lo que el caballero respondió que venía a recibir órdenes, ya que el combate estaba muy desigual. Esta fue la última gota para Emilia, que se apresuró a tratar de detenerlos. A pesar de sus esfuerzos, la pelea fue completamente desigual, ya que Julius demostró ser mucho más fuerte que Subaru. Incluso su magia Yin no tuvo ningún efecto sobre él, ya que no funcionaba contra aquellos que eran más fuertes que el usuario. Julius dio el golpe final mientras Emilia lo observaba, dejándolo completamente inconsciente.

Más tarde, Subaru se despertó en una habitación que no reconocía. Mientras estaba allí, Subaru discutió con Emilia sobre sus acciones, llevándola a cortar los lazos con él, dejándolo atrás con Rem para ser tratado por Felix mientras ella y Roswaal regresaban a la mansión. Sin embargo, antes de irse, le dijo que esperaba que él no le diera ningún tratamiento especial y la tratara como una chica normal. A pesar de su deseo, no había nada que pudiera decir en favor de él, ya que no podía ver a los demás de la misma manera que vio a Emilia.

GaleríaEditar

NavegaciónEditar

Lista de Novelas Ligeras

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.