FANDOM


Información
"¡Te amo, te amo, te amo, te amo, te-!"
"La próxima vez juro que nos veremos."
"Te estaré esperando."
―Satella y Subaru Natsuki[fnt.]

Satella (サテラ, Satera), conocida también como la Bruja de la Envidia (嫉妬の魔女, Shitto no Majo) es una medio elfa, que fue miembro de las Brujas del Pecado, a quienes posteriormente traicionó, y casi destruyó el mundo, hasta que VolcanicaReid Astrea y Flugel la sellaron. Ella fue quien transportó a Subaru al Reino de Lugunica, como está enamorada de él.

AparienciaEditar

Satella tiene un cuerpo delgado, posee el cabello plateado largo y tiene ojos púrpuras azuleadas. Cuando Subaru se encontró con ella en la fiesta del té de Echidna, Satella llevaba puesto un vestido negro hecho de sombras que parecían agitar de acuerdo con sus latidos cardíacos. Inicialmente, no pudo ver su rostro a causa de una sombra negra que la cubría por encima del cuello, creada por su reluctancia a aceptarla, aunque más tarde la acepta y fue capaz de ver su rostro, mencionando después que lucía idéntica a Emilia.

PersonalidadEditar

Contrariamente a la creencia popular, Satella y la Bruja de la Envidia son personalidades separadas, pero se formaron cuando ella tomó los genes compatibles de las demás brujas. Las dos personalidades tienden a luchar entre sí. A ambas les gusta Subaru, aunque la Bruja de la Envidia tiene una personalidad mucho más agresiva, Satella es mucho más razonable y se preocupa por su bienestar.

Satella es amiga de las Brujas del Pecado, mientras que la Bruja de la Envidia no, ya que esta es enemiga de todos. A pesar de eso, Echidna las odia a las dos.

BiografíaEditar

PasadoEditar

Satella formó parte de las Brujas del Pecado, y absorbió los genes de las brujas con las que no tenía ninguna compatibilidad, resultando en la creación de la personalidad llamada Bruja de la Envidia. Tras esto, ella perdió el control, por lo que dejó seca la mitad del mundo. Tanto Satella como la Bruja de la Envidia pelearon por saber quien iba a controlar el cuerpo, pero no terminaban en nada. Sus amigas amaban a Satella, pero odiaban a la Bruja de la Envidia, excepto Echidna, ya que ella las despreciaba a ambas.

A pesar de los esfuerzos de muchos por detenerla, esta consiguió vencer a todos su adversarios. Sin embargo, en un momento dado fue finalmente confrontada y vencida por Volcanica, Reid Astrea y Flugel, quienes al ver que no podían destruir su carne, decidieron sellarla. Los genes abandonaron a Satella y se fueron con los arzobispos del Culto de la Bruja. Muchos pensaron que Satella asesinó a las Brujas del Pecado, pero en realidad cada una murió por condiciones diferentes.

Primer ArcoEditar

400 años después, Satella invocó a Subaru al Reino de Lugunica. Como se sentía atraída por él, le dio la habilidad para volver de la muerte, el cual también venía con un extraño olor capaz de atraer mabestias. También colocó una Mano Oculta en su corazón para amenazar con no revelar nada a nadie.

Segundo ArcoEditar

Tras salvar a Ram y Rem de los Wolgarms, un exhausto Subaru terminó inconsciente. Acto seguido, fue llevado a un lugar sombrío, donde estaba Satella para hablarle, pero Subaru no la alcanzó a escuchar.

Tercer ArcoEditar

Episodio 20 - Satella

Satella le habla a Subaru

Subaru al morir a causa de un gigantesco Pack, regresó al lugar oscuro, donde estaba Satella confesándole su amor. Más tarde, cuando Subaru usó su olor durante la batalla contra Hakugei, Satella apareció detrás suyo hablándole. Poco después, cuando Subaru fue poseído por Petelgeuse y murió, Satella se reunió con él, diciéndole que lo amaba, luego le preguntó que quería hacer, Subaru respondió que necesitaba hacer algo. Ella lo entendió y dejó que se fuera, antes de volver a confesarle sus sentimientos.

Episodio 25 - Satella 2

Satella se encuentra con Petelgeuse

Cuando Subaru derrotó a Petelgeuse, este último volvió a poseerlo. Cuando él reveló su habilidad, ambos fueron llevados a las sombras con Satella, quien expulsó a Petelgeuse del cuerpo, y corrió hacia Subaru mientras pedía que le diera algo de tiempo. Ese mismo día, Subaru salvó a Emilia de una explosión, pero terminó inconsciente. Él tuvo otra reunión con Satella, gitándole varias veces que lo amaba al mismo tiempo que Emilia intentaba despertarlo. Cuando Subaru comenzó a abrir los ojos, le prometió que se volverían a encontrar, Satella respondió que lo estaría esperando.

Cuarto ArcoEditar

Por añadir

Sexto ArcoEditar

Por añadir

HabilidadesEditar

  • Autoridad de la Envidia (嫉妬の権能, Shitto no Ken'nō): Satella es actualmente capaz de usar la autoridad de la envidia.
    • A pesar de que las capacidades de la autoridad de la envidia todavía no han sido reveladas, Minerva mencionó durante la fiesta de té que Satella podía dirigir su envidia entre ella y Subaru, lo que sugiere que se trata de algo que afecta a las personas de forma remota.
Mano en el corazón de Subaru

Mano Oculta de Satella en el corazón de Subaru

  • Autoridad de la Pereza (怠惰の権能, Taida no Ken'nō): Satella es actualmente capaz de usar la autoridad de la pereza.
    • Mano Oculta (見えざる手, Miezaru Te): Ella puede causar interferencia física mediante la creación de unas manos invisibles en un campo. Según Pack, la Bruja de la Envidia puede invocar al menos unas 2.000 manos para un combate. Actualmente, Satella utiliza dos manos invisibles para vigilar el corazón de Subaru como una advertencia si le dice a alguien sobre su regreso de la muerte.
  • Control de Sombras: Satella es capaz de controlar las sombras y oscuridad a su alrededor, aún se desconoce si esta habilidad tiene algo que ver con la Autoridad de la Envidia.

FrasesEditar

"¿Vas a dejar que termine de esta forma?"
―Satella a Subaru Natsuki[fnt.]
"Te amo, Subaru-kun."
―Satella a Subaru Natsuki[fnt.]
"Te estaré esperando."
―Satella a Subaru Natsuki[fnt.]

TriviaEditar

  • En el anime, se descartaron las apariciones de Satella del Volumen 3, 8 y 9. Sin embargo, en el episodio 24Subaru le habló a Petelgeuse sobre su reunión con Satella, diciéndole que él siempre tenía un "pase" para verla y que ella había tomado su corazón, lo cual puede ser ilógico, ya que jamás mostraron una escena de encuentro entre ellos dos.